miércoles, 11 de abril de 2007

Día 18 ó Adiós Peugeot 605

Allí estaba, destacando entre los demás. En su último viaje, con mirada triste pero remarcando que entre todos él era algo más que otro.

15 años son muchos años, media vida para el que escribe. A veces lo material gana el premio de personificarse, de hacerse querer, de perdurar en nuestra memoria...

Taluego Peugeot 605, destructor de faros en nuestras primeras salidas, compañero de mili, coche de bodas, vehículo propio, transportista en viajes, sujetavelas en las primeras citas. Si que has sido cosas amigo y no, no habrá que obviar que también nos las jugaste en varias ocasiones: nos dejaste tirado en Almansa con media casa en el maletero, pasamos allí una noche y fue una experiencia no grata que con los años se ha tornado en simpática y agradable; miles de averias te ven, sin calefacción a veces, sin aire otras, de todo, vamos.

También te ultrajaron, sí, te quitaron la radio y yo me arme de un valor extraño a mi para ir a denunciarlo a la comisaría, no gané nada por ello, pero debía denunciar que nos hicieran daño.

Has dormido en la calle, en garaje y ahora te toca dormir para siempre, aunque seguro que apareces en mis sueños y en los de otros que te conocieron, porque conocerte era recordarte, y recordarte es darte alma.

Y cuando te pusieron "Cabrón" en la pintura!! Busqué al malhechor durante días, no importaba si fuera un asesino, si lo encontraba lo pagaría... por suerte nunca lo encontré.

En fin, miles de aventuras hemos vivido y por desgracia a bote pronto solo recuerdo unas pocas lo que no dista de que en el futuro aparezcan por si mismas, como cuando hablamos de un amigo al que hace mucho que no vemos.

Otro recuerdo... las veces que has llevado a la abuela... jeje, como te plantaba la pata chula haciendo fuerza en ti para entrar, y lo bien que la tratabas, sin rechistar ni una vez. Ahora tendrás que hacerlo en de vez en cuando saliendo del cielo de los coches para entrar en el de las abuelas que necesitan de coches.

Segundo en fin, hay te has quedado, solo, acompañado de otros, esperando que la noche caiga... y mejor no pensar más en ello, porque quien me iba a decir que a mis 31 años alguna lagrimilla asome cuando pienso que por primera vez estás solo, desamparado, sin que te mal cuide, porque por desgracia nunca te he cuidado, quizás si lo hubiera hecho ahora todavía estarías en activo.

Tercer en fin, ojalá tengas un merecido descanso y ojalá si sientes algo sea la paz de quien ha hecho todo lo que ha podido por quienes ha podido.

Un placer y un privilegio, tus colores granates se quedan conmigo.

Anda que no has llevado gente desinteresadamente, ¡si es que éramos y somos tontos!

Jajaja, y como te agarraba papá cuando conocía yo, eh?

Y como presumias ante mis amigos adolescentes y como decían que con ese coche me llevaría a las chicas de calle. XD Que bueno! Y que miedo pasamos en Torrevieja, recién estrenado el carnet con sus calles de Agosto sin apenas espacio. Y en general en todos los sitios, si es que no se puede ser tan grande! Aunque la verdad es que nos hemos compenetrado bastante bien. Se puede decir que he aprendido a conducir gracias a ti.

Anda que no te he subido en ceras, pero ya sabes que en la casa de alquiler no había sitio para aparcar. Sin embargo luego te resarciste en el garaje de la casa nueva, suertudo!

Lo dicho, perteneces a mi tiempo con lo cual vivirás más del doble.

6 comentarios:

Carligochi dijo...

"Otro recuerdo... las veces que has llevado a la abuela... jeje, como te plantaba la pata chula haciendo fuerza en ti para entrar, y lo bien que la tratabas, sin rechistar ni una vez. Ahora tendrás que hacerlo en de vez en cuando saliendo del cielo de los coches para entrar en el de las abuelas que necesitan de coches."

¡¡Que bonito!!, si es que eres un romántico con tintes de poeta :P

"Segundo en fin, hay te has quedado, solo, acompañado de otros, esperando que la noche caiga... y mejor no pensar más en ello, porque quien me iba a decir que a mis 31 años alguna lagrimilla asome cuando pienso que por primera vez estás solo, desamparado, sin que te mal cuide, porque por desgracia nunca te he cuidado, quizás si lo hubiera hecho ahora todavía estarías en activo."

Me encanta eso de dar vida a los objetos que forman parte de nuestra historia, la verdad es que yo tiendo a dotar de sentimientos a objetos que han significado o significan mucho para mi. Mi osito love (un osito amoroso) lo tengo, lo tenía, desde los 6 años, el pobrecito tiene un ojo de boton y el pelito ya no es tan suave. Ha estado siempre conmigo, los que me conocen saben que significa muchísimo para mi, no sé puede explicar...Ahora lo tiene mi hermana pequeña, a la que amo, y a la que se lo dejé para que lo cuidará cuando me independicé. Fue una escena muy tierna...yo lloré para no variar...jejeje.
Así que entiendo perfectamente ese vacío que se queda cuando te desprendes de algo que ha estado tanto tiempo contigo, siendo un cómplice mudo que nunca te reprocha nada, pero hay que dejarles marchar señor Tentáculo :)

Tengo un problema de yoismo!!!

:***

Sergio dijo...

Vivan los C4 !!! Abajo los 605 !!!

Carligochi dijo...

viva las fregopetas!!!

Tentáculo Morado dijo...

Jejeje, pues sí, supongo que todo tiene su tiempo pero es bueno recordar los momentos que te han unido a ello.

Yo nunca he tenido un osito de esos pero debe ser super entrañable despedirte de él, aunque en tú caso ahí está, siguiendo haciendo servicio. :)

Hoy hemos vuelto a ir al concesionario donde deje el 605 y ya no estaba... :_( Espero que donde ande le vaya bien... como son las cosas, es pensar de nuevo en él y me vuelve a dar pena :_(

Sabio dijo...

A mí me pasó lo mismo con mi primer coche, no era capaz de atribuirle ningún elogio hasta que me deshice de él, entonces empecé a mirarlo con ojos de madre preocupada xD


Ains...

Ho!

churly dijo...

Nuestras primeras "posesiones" siempre son más dificiles de dejar... aunque a mi me cuesta dejar cualquier cosa... sino fuera por mi novia nuestra casa parecería la de alguien con síndrome de diogenes.. :P